05 diciembre 2008

Capitulo 5 de Amanecer

CAPITULO 5
ISLA ESME
“Houston?” Pregunté, levantando mis cejas cuando llegamos a la puerta en Seattle.“Es sólo una parada en el camino” me aseguró Edward con una sonrisa.Sentí que apenas había dormido cuando me levantó. Me sentía aturdida mientras él me dirigía entre las terminales, luchando con recordar como abrir mis ojos después de pestañear. Me tomó unos minutos darme cuenta de lo que sucedía cuando paramos en el mostrador internacional para documentar para el siguiente vuelo.“Rio de Janeiro?” pregunté con un poco más de emoción.“Otra parada” me dijo.El vuelo a Sudamérica fue largo pero confortante en el amplio asiento de primera clase, con los brazos de Edward alrededor mío. Me despabilé y enderecé inusualmente alerta mientras nos acercábamos al aeropuerto, con la luz del atardecer atravesando las ventanas del avión.No nos quedamos en el aeropuerto para hacer otra conexión como yo había supuesto. En lugar de eso, tomamos un taxi para cruzar las oscuras, congestionadas y vivas calles de Rio. Incapaz de entender una sola palabra de las instrucciones en portugués que Edward daba al conductor, supuse que iríamos a un hotel antes de seguir con nuestro camino.
Un dolor agudo, muy parecido al miedo escénico se revolvió en la boca de mi estómago mientras consideraba esa posibilidad. El taxi continuó a través de la multitud hasta que ésta desapareció, y parecía que nos encontrábamos en el extremo oeste de la ciudad, dirigiéndonos hacia el océano.Nos detuvimos en el muelle.Edward se dirigió hacia una larga línea de yates blancos colocados sobre el agua color negro-noche. El bote en el que se detuvo era el más pequeño de todos, más delgado, obviamente construido para velocidad y no por espacio. Aún así era muy lujoso, y más impresionante que los demás. El se subió sin dificultad, a pesar de las pesadas maletas que cargaba. Dejó caer éstas en la cubierta y se apuró para ayudarme a subir.Miré en silencio, mientras preparaba el bote para la salida, sorprendida de lo hábil y acostumbrado que parecía, sorprendida porque nunca había mencionado interés alguno por los yates. Pero de nueva cuenta, él era perfecto en todo.Mientras nos dirigíamos hacia el este, al mar abierto, recordé geografía básica en mi cabeza.
Podía recordar que no había más de Brasil hacia el este… hasta que te encuentras con África.Pero Edward aceleró mientras las luces de Rio se apagaban y finalmente desaparecían detrás nuestro. En su cara, se dibujaba una familiar sonrisa de emoción, esa que era producida por cualquier forma de velocidad.
El bote se hacía camino entre las olas y sentía mi cuerpo llenarse con brisa del mar.Finalmente la curiosidad que había guardado tanto tiempo me sobrepasó.“Falta mucho para llegar?” preguntéNo era común que él se olvidara que yo era humana, pero me pregunté si entre los planes estaba quedarnos a vivir dentro del bote por algún tiempo.“Media hora más” Sus ojos se posaron en mis manos, las cuales se aferraban al asiento, y sonrió.Oh bien, pensé para mi misma. El era un vampiro, después de todo. Tal vez nos diríamos a la Atlántida.Veinte minutos después, escuché mi nombre sobre el sonido del motor.“Bella, mira esto” Y apuntó justo al frente.Primero solo pude ver oscuridad , y el reflejo de la blanca luna sobre el mar. Pero observé cuidadosamente el espacio que él había apuntado hasta que fui capaz de notar una forma oscura rompiendo el reflejo de la luna sobre las olas. Mientras analizaba la oscuridad, la silueta se volvió más detallada. La forma parecía un triangulo irregular, con un lado más largo que otro, hundiéndose en las olas. Nos acercamos más y pude ver que la silueta parecía de algo emplumado, moviéndose al compás de la brisa.
Y entonces, cuando mis ojos se reenfocaron y todas las piezas tuvieron sentido: una pequeña isla saliendo del agua, justo frente a nosotros, con palmas saludándonos, una playa brillando bajo la luz de la luna.“Donde estamos?” pregunté con voz baja, mientras él se dirigía a la parte norte de la isla.Me escuchó, a pesar del ruido del motor, y me dedicó una amplia y blanca sonrisa que resplandeció bajo la luz de la luna.“Esta es la Isla Esme”El bote bajó la velocidad drásticamente, trazando con precisión el camino hacia el pequeño muelle, construido con placas de madera, iluminadas por la claridad de la luna. El motor se apagó, y el silencio que le siguió fue profundo. No había nada más que olas, chocando suavemente contra el bote, y el sonido de la brisa que movía las palmas. El aire era cálido, húmedo y fragrante – como el vapor que se queda después de un baño caliente.“Isla Esme?” mi voz era baja, pero aún así sonó fuerte dentro de la calmada noche.“Un regalo de Carliste – Esme nos la prestó”Un regalo. Quien da una isla como regalo? Arrugué el entrecejo. No me había dado cuenta que la extrema generosidad de Edward era un comportamiento heredado.El colocó las maletas en el muelle y giró hacia mí, sonriendo de forma perfecta mientras se acercaba. En lugar de tomar mi mano, me tomó directamente entre sus brazos.“No se supone que deberías esperar a que estemos en la puerta?” pregunté, sin aliento, mientras bajábamos del bote. Sonrió. “No me conformo con eso”Tomando en una mano las maletas y cargándome con el otro brazo, me llevó del muelle hacia el camino de arena pálida que era rodeada por oscura vegetación.Por un breve momento todo estaba muy oscuro en esa vegetación-casi-jungla, y entonces pude vislumbrar una cálida luz. Estábamos ya cerca cuando pude darme cuenta que la luz era una casa – los dos brillantes y perfectos cuadrados eran amplias ventanas que rodeaban la puerta del frente – el miedo escénico me invadió de nuevo, con más fuerza que antes, peor de lo que sentí cuando creí que nos dirigíamos a un hotel.Mi corazón latía fuertemente contra mis costillas, y mi respiración parecía atorarse en la garganta. Sentí los ojos de Edward en mi cara, pero me rehusé a voltear.
Seguir leyendo

2 comentarios:

Darett dijo...

Esta es la parte mas romantica, tras lo q ha pasado, este es un final feliz............... o sera mas bien un comienza...........

Anónimo dijo...

new moon s una excelente continuacion de twilight.. llena de desesperacion, impotencia, confusion, suspenso y amor.... no t pierdas new moon y mucho menos eclipse (2010), y amanecer (2011).........

Template by:
Free Blog Templates